LOS CORONAS & DEAD BRONCOS. Hell Dorado. 13.04.2013

          Los orígenes siempre son importantes. Marcan el inicio del camino, siendo el camino en sí mismo una interrogante en cada paso. Con la música pasa tres cuartos de lo mismo, sabemos de donde viene, pero no hasta donde puede llegar. Y la noche del sábado en Hell Dorado, fue un buen ejemplo de ello. Encargados de inaugurar la noche, Dead Bronco. Un grupo de Getxo que bien podría haber salido de lo más profundo de Tennesse. Su mezcla de Country y Rockabilly fue la puesta en marcha perfecta para lo que nos deparaba la noche.

 

          Seguidos, Los Coronas, que se acercaron una vez más a nuestro particular infierno dorado, para la presentación de Adiós Sancho, su último larga duración. Un homenaje al recientemente actor fallecido, Sancho Gracia, y a su personaje, Curro Jiménez, que allí por los setenta, dio vida en la serie de idéntico nombre. Y así mismo, con su particular ofrenda a Curro Jiménez, el corte “Adiós Sancho”, comenzó lo que iba a ser un auténtico spaghetti surfer sonoro. Sonidos fronterizos de lo más sixties “Miss Alamo”, “Largo 32” o “Rockaway Surfers”. El espíritu de Camarón en pleno oeste “La Leyenda del Solitario”, o la versión más surfera del fiebre sábado noche rumba y olé, “Baila Lola”. Los indios y vaqueros llegaron de la mano de “Fuerte comansi”. Tampoco faltaron los ritmos negroides de “Dance Danny Dance” y “Polk Salad Annie”, así como “The Wedge” todo un paso doble a lo Coronas.

 

          Una amalgama de sonidos juntos y  revueltos, donde nada sobra y todo encaja a la perfección. En sus canciones es frecuente encontrar guiños a otros grupos, Ramones, Creedence, The High Numbers (los primeros The Who)… Mencionar “Hiedra Venenosa”, como única canción no instrumental de la velada (adaptación de la canción “Poison Ivy, grabada por The Coaster, de The Rolling Stones entre otros) y “California Über Alles” (Dead Kennedys), que sirvió como emotiva despedida a Rata Jones (suerte y buen viaje!!!). Y qué decir del grupo. Yevhen Riechkalov, se sale con la trompeta, Roberto Lozano “Loza” un tanto de lo mismo con la batería. La genialidad narrativa de Fernando Pardo, sin olvidarme de Javier Vacas y David Krahe… qué buenos son, joder!!!. Como resultado, desmadre generalizado en Hell Dorado. Y por muchos años… espero!!!

 

          Para acabar, me gustaría trasladar la petición  de Fernando Pardo de apoyo a las bandas, apoyo al rock and roll, en definitiva para no permitir su desaparición y con ello su muerte, y por ende la nuestra.

 

Galería de Fotos de Los Coronas, pinchando aquí…

 

LegBreaker